Categorías

 

 

En nuestra piel existen de manera natural sustancias capaces de absorber la radiación solar (cromóforos); entre los más importantes tenemos:
Capa córnea de la piel

Esta es la primera barrera que tiene la RUV (Radiación ultravioleta) al intentar penetrar la piel. A este nivel, encontramos la presencia activa de ácido urocánico (sudor), sustancia lipídicas que forman la grasa cutánea y ciertos componentes protéicos que actúan como la primera barrera bloqueadora y absorbente.
Melanina como Pigmento Es el responsable de la pigmentación de la piel humana, se secreta en un tipo de células llamadas melanocitos, los que están presentes en cantidades distintas para los distintos tipos de piel, y nos hacen distinguir desde formas de piel muy blancas (melanocitos escasos) hasta formas de piel muy obscuras (abundantes melanocitos). La melanina es una sustancia que además de conferir color a la piel, tiene una importante capacidad de absorber la luz solar. Sin embargo, la cantidad de melanina es limitada en la piel y puede saturarse la posibilidad de ser secretada y cumplir eficientemente su papel.

La reparación del ADN

El sol busca finalmente romper las estructuras más intimas del núcleo de las células de la piel, estas son las moléculas del ADN que como es sabido, de su integridad depende el que de la multiplicación celular resulten células normales. Nuestra piel tiene mecanismos de autoreparación de ADN destrozado por la RUV, sin embargo, todos debemos saber que a mayor cantidad de radiación solar tomada sin fotoprotección adecuada, estos mecanismos de reparación se saturan y comienzan a aparecer las lesiones premalignas y posteriormente el cáncer de piel.